ProComuNicando

Comunicación audiovisual, Ciberfeminismo y TIC para el desarrollo | Marta García Terán

¡Cyborg y orgullosa! reflexiones y aprendizajes ciberfeministas

Inicié el año cargada de energía morada gracias al Curso online: Ciberfeminismo -Aproximaciones y Propuestas, una propuesta formativa de tres meses que presenté a la Asociación Civil Comunicación para la Igualdad en agosto de 2017 con entusiasmo, y que finalmente fue aprobada para este 2018.

Para ayudar a mover la convocatoria y que más personas se interesaran en el curso y finalmente reservaran una plaza, bebiendo de las corrientes ciberfeministas y tejiendo con la realidad docente que tenía entre manos decidí guiñar un ojo a OBN y escribir las 100 antítesis del curso virtual sobre ciberfeminismo: aproximaciones y propuestas.

El experimento funcionó y entre enero y marzo estuve compartiendo con una veintena de personas sobre ciberfeminismo, haciendo genealogía, revisando la relación de las mujeres con las tecnologías de la información y comunicación, reflexionando sobre los nuevos retos relacionados con apropiación y violencias y dando pasos hacia una sororidad digital que nos permita ver, construir y participar en una Internet Feminista.

Desde aquí quiero agradecer a las estudiantes del curso su participación, preguntas, conocimientos y reflexiones a lo largo de las 12 semanas que este duró. Fue un placer compartir con ellas y poder facilitar sus aprendizajes en torno al ciberfeminismo. Espero disfrutaran sumergirse en las lecturas y vídeos que recopilé con mimo para aportar en el análisis crítico del movimiento, en su reconocimiento y en la necesidad de seguir dando pasos en la interrelación entre mujeres y tecnologías.

Quiero dedicar un breve espacio a hablar de mis propios aprendizajes en este proceso:

  • Si algo te apasiona y llevas tiempo cultivándolo, definitivamente puedes transferir ese conocimiento acumulado a otras personas. Realmente me he dado cuenta de todo lo que sé sobre el ciberfeminismo y cómo manejo fuentes de información al respecto. También sigo sabiendo que no lo sé todo gracias a la reapropiación teórica a partir de explicar a otras personas, y esto también es clave.
  • Como ya expresé hace años en otra entrada reflexiva sobre mi faceta pedagógica, puede que las y los estudiantes aprendieran mucho de mí, pero yo misma he aprendido mucho más de ellas. Sus experiencias con las TIC, sus activimos online y onlife, sus retroalimentanciones y comentarios a otras de las compas de clase han sido definitivamente enriquecedores.
  • Impartir un curso online se acomoda definitivamente a mi vida. A diferencia de la formación presencial con la que a menudo debo hacer malabares entre mi vida personal y profesional, la descentralización y asincronía me permitieron poder dar seguimiento a los aprendizajes, responder de forma personalizada a cada participante del curso e incluso corregir metodologías y añadir documentos más pertinentes a la bibliografía según el contexto. Me encantó poder dar seguimiento desde cualquier dispositivo siempre que tuviera Internet.
  • Una de las estudiantes me comentó que había intentado formarse en el tema en varias ocasiones, sin embargo no había encontrado una formación reglada o no que respondiera a sus necesidades. Ella me dijo que el curso cubrió sus espectativas y le ayudó a tener un marco teórico sobre el tema y que “ahora toca asimilar todo, pensar a partir de ello, aplicar, deconstruir”. Me emocioné :__S tengan en cuenta que es la primera vez que lo preparo e imparto.
  • “Más cursos sobre ciberfeminismo son necesarios”, lapidaria sugerencia de una de las participantes del curso con la que comulgo y seguiré aportando mi granito de arena empezando por ajustar la formación que ya tengo preparada y validada, además de sumándome en nuevas oportunidades que surjan.
  • Definitivamente hace falta ordenar conocimiento e historia ciberfeminista, especialmente a nivel regional, y ya hay muy buenos primeros intentos como el informe  Latin America in a glimpse. Género, feminismos e Internet [pdf] presentado a finales de 2017 en el marco del Foro para la Gobernanza de Internet (FGI).
  • Siempre se puede mejorar, y de hecho los comentarios que han dedicado al curso en la evaluación del mismo lo demuestran. Tengo que tomar en cuenta generar más debate entre las personas que participen, asegurar webinar a horarios y en días mas apropiados para todas y pensar en abrir espacios de comunicación no formal más allá de la propia plataforma de elearning. ¡Anotado chicas!

Como ven, facilitar este curso me recargó la energía morada para continuar comprometida con el ciberfeminismo. ¡Cyborg y orgullosa!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Archivos

Categorías

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: